martes, 7 de abril de 2009

CADILLACS EN USA - NOTA - ADELANTO DEL FINAL DE LA GIRA Y DEL NUEVO CD





Fenómeno: fueron tapa de The New York Times

Los Cadillacs tomaron por asalto Nueva York

Entradas agotadas para su gira por los EE.UU.

NUEVA YORK.- Con su potente mezcla de rock, ska, cumbia, reggae, salsa y funk, Los Fabulosos Cadillacs sacudieron a pleno la modorra dominical de Nueva York en un show, en el Hammerstein Ballroom, donde enloquecieron los espíritus de las 3600 personas que no pararon de bailar y saltar hasta la medianoche.

El concierto neoyorquino ?totalmente agotado desde hacía varios días? fue tan sólo la segunda parada en los Estados Unidos de este Satánico Pop Tour 09, que había comenzado el viernes en Chicago, donde los Cadillacs tocaron frente a unas 2000 personas en el Congress Theater para presentar su nuevo álbum, La luz del ritmo. Le gira seguirá en Miami, mañana, donde tienen vendidas unas 5000 entradas en el American Airlines Arena, y luego, el viernes, en Los Angeles, donde esperan agotar las 6000 localidades del Gibson Amphitheater.

"Lo estamos pasando bárbaro. Hacer música con tus amigos y, encima, ganar plata por eso es como un combo feliz, aunque sea trabajo", apuntó a La Nacion Vicentico, el vocalista de la banda, que el año pasado volvió a los escenarios después de un paréntesis de seis años.

"Es casi como si no se hubiera ido jamás. Diez años después del lanzamiento de su último material nuevo, Los Fabulosos Cadillacs, tal vez el grupo de rock en español más innovador de los 90, están de vuelta", señaló el prestigioso diario The New York Times en una gran nota de portada de la sección de espectáculos, titulada "Los Cadillacs rugen de vuelta, y logran nuevos fans".

Prueba de estos nuevos seguidores en territorio estadounidense es que el mes pasado La luz del ritmo logró colocarse en el puesto número uno en ventas en el iTunes Latino, y su primer sencillo, "Padre nuestro", quedó ubicado en el segundo lugar entre los temas más populares de los Cadillacs, detrás ?obviamente? del perenne hit "Matador".

"Nos hemos abierto un camino. Hay un poco de gente, americanos, para los cuales los Cadillacs nos hemos convertido en un grupo de culto. Y a eso hay que sumarles los latinos y los argentinos, mexicanos, colombianos y otros latinoamericanos que viven acá", reconoció Vicentico, desde la habitación de su hotel en Manhattan, mientras a pocos metros, su esposa, la actriz Valeria Bertucelli, intentaba bañar a su hijo más pequeño.

Energía de sobra

Los ocho integrantes de la banda están viajando con sus familias y, como sucedió anteanoche, los chicos terminan subiéndose al escenario para acompañar a sus padres tras el infaltable cierre con "Matador", aunque Vicentico y el bajista, Flavio Cianciarulo, se resistan a tocarla.

Como han venido haciendo en su gira por la Argentina y el resto de América latina, el show en Nueva York comenzó con "Manuel Santillán, el León" y el clásico "Mi novia se cayó en un pozo ciego", que puso a todo el mundo a saltar y estremecerse. La mayor parte de las dos horas y media de concierto estuvieron dedicadas a grandes éxitos, como "Carmela", "Siguiendo la Luna", "Vasos vacíos", "Vos sabés", "Calaveras y diablitos", "Gitana" y "Demasiada presión", aunque también cantaron las flamantes "Padre nuestro", "La luz del ritmo" (dedicada a su percusionista Gerardo "Toto" Rotblat, fallecido el año pasado), el cover de "Wake up and make love with me", de Ian Dury, y las nuevas versiones de "Mal bicho", "Basta de llamarme así", "El genio del dub", "Muy muy temprano" y "Condenaditos", que se incluyen en el último disco.

"Después de los veintipico de shows que hicimos en América latina, estamos muy pilas. No nos sentimos para nada oxidados. La banda suena superajustada, está todo muy aceitado; no nos crea nada de nervios o sustos, sólo la adrenalina y la sobre excitación de hacer un buen concierto y que la gente la pase bien", resaltó Vicentico.

-¿Piensan volver a Buenos Aires para un gran cierre de gira?

-Sí, pero venimos estirando el final. Pensamos y añoramos hacer un cierre de gira en Buenos Aires, pero todavía no sabemos cuándo será porque siguen apareciendo fechas y viajes nuevos. En principio, pensábamos cerrar la gira a fines de junio o en julio, pero ya no va a ser así porque para agosto arrancamos para España y a otros lados a los que nos gusta ir.

-¿Eso atrasará el lanzamiento de El ritmo de la luz, la segunda parte de su último trabajo?

-Sí, claro. Además, estamos reviendo que ese disco sea otra cosa a lo que originalmente habíamos pensado. Cuando decidimos hacer dos discos, teníamos una idea de lo que queríamos para el segundo, mezclando también canciones nuevas con covers y material inédito, pero esa idea mutó en un disco totalmente nuevo, del que tenemos ya grabadas unas cinco o seis canciones. Queremos aprovechar que creativamente estamos al palo. Y ahora que estamos viajando se nos van ocurriendo un montón de otras cosas. Tenemos mucho material de video e imagen de la gira, mucho grabado y diferentes modos de mostrar las cosas, que nos parecen muy buenas. Así que estamos reviendo qué formato le damos a lo nuevo que editemos, pero será ya más hacia fin de año.

Concierto platense

  • Después de terminar su exitosa gira norteamericana con un concierto en Los Angeles, los Cadillacs volverán a tocar en América latina, fieles a las idas y venidas geográficas del Satánico Pop Tour, con fechas en México, Bolivia, Costa Rica y Puerto Rico. En medio de este movimiento, regresarán al país para presentarse en el Estadio Unico de La Plata, el 19 de este mes.

Por Alberto Armendáriz

Para LA NACION

NOTA DEL NEW YORK TIMES:

http://www.nytimes.com/2009/04/07/arts/music/07fabu.html?_r=1&scp=1&sq=CADILLACS&st=cse